ADIDAS BUSCA RECONQUISTAR EL MERCADO NBA

Tras once años siendo proveedor oficial de la NBA, Adidas no pudo ni tuvo la intención de igualar la megaoferta de 1250 millones de dólares (125 anuales durante las próximas diez campañas) que Nike puso encima de la mesa de la NBA. Este nuevo acuerdo ponía en una situación un tanto comprometida a nivel comercial a una compañía que había visto como las mayores figuras del deporte de la canasta además formaban parte del roster de su competencia, y con una compañía en claro auge como Under Armour que amenazaba directamente su privilegiada posición en el mercado global. Pero, ¿Realmente Adidas tiene la intención de pasar a un segundo o tercer plano en un negocio tan lucrativo como la NBA?

Una de las grandes noticias comerciales de la temporada pasada fue la firma de James Harden como nuevo icono de Adidas a razón de 200 millones de dólares por los próximos 13 años, sin embargo ésta no fue la única incorporación realizada, Adidas ya puso el ojo en una nueva hornada de rookies apostando fuerte por nombres como los de Andrew Wiggins, Joel Embiid, o Dante Exum entre otros en 2014, una apuesta arriesgada sin saber cual sería el impacto de estos jugadores en una liga con tanta exigencia como la NCAA, pero cuyas figuras ya aparecían en el imaginario colectivo por sus grandes actuaciones en la NBA. En una guerra sin cuartel por la firma de las nuevas estrellas se llegó al verano de 2015, y no sólo “The Beard” fue la única incorporación de Adidas quién oficializó el acuerdo con otra gran promesa como Justice Winslow. Un bajage algo más pobre teniendo en cuenta que Nike copó a los mejores jugadores del Draft, Karl Anthony Towns, Jahlil Okafor, Devin Booker, o D´Angelo Russell entre otros, pero Adidas no dijo la última palabra, y en silencio en las sombras fue tejiendo nuevas redes de conversación que le han hecho coger una posición preferencial en el verano de 2016.

james-harden-sign-adidas
James Harden tras el anuncio de su fichaje por Adidas

Hace pocos días nos levantamos con la noticia de que Kristaps Porzingis sería el jugador europeo mejor pagado por Adidas a razón de unos 6 millones anuales, un fichaje en la línea de flotación de Nike quien pierde uno de los jugadores referentes en los próximos años en la NBA. Seguramente no sea la última joven perla europea que se pase a Adidas, y es que parece que Luka Doncic puede ser la siguiente estrella emergente en salir dirección a la compañía alemana. El draft de 2016 ha resultado ser otro éxito para Adidas, quién ha conseguido reclutar en sus filas a jugadores top10 como: Brandon Ingram, Jaylen Brown, Jamal Murray, Dragan Bender, y Kris Dunn, todo un éxito teniendo en cuenta las expectativas que hay depositadas en esta generación de jugadores. Por su lado Nike consiguió a la gran perla de la generación, Ben Simmons, aunque su participación esta temporada está descartada por una lesión de gravedad en su pie.

Juventud y talento son las señas de identidad a las que se aferra Adidas para mantener su posición en la NBA ante la competencia de Nike o Under Armour, en los próximos años veremos qué tal sale la apuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s