THANKS RAY

El martes nos levantamos con la triste noticia del retiro oficial de uno de los mejores jugadores de la NBA en lás últimas dos décadas, Ray Allen comunicaba en una emotiva carta los motivos que le hacían poner punto y final su carrera como jugador profesional, 1300 partidos después, y con una media de 18.9 puntos por partido, el telón se baja definitivamente para una de las muñecas más prodigiosas que ha visto la NBA.

ray-allen-bucks-jpg.jpg

Más allá de números su figura será recordada como uno de los mejores profesionales que han dedicado su vida al mundo del baloncesto, su disciplina y su ética rigurosa de trabajo le confirieron ya notoriedad en la prestigiosa UConn, en su mítico pabellón su camiseta retirada cuelga del techo como muestra de reconocimiento a una carrera exitosa donde fue nombrado All America dos temporadas, su paso a la NBA era un hecho, y en el quinto lugar del draft de 1996 Minnesota Timberwolves escogieron al escolta, aunque fue inmediatamente traspasado rumbo a los Bucks de Milwaukee. El resto de la historia se forjó con el sudor de su infatigable trabajo y mejora continua. 2973 triples le convirtieron en el mayor triplista de la historia de la liga superando a otro mito como Reggie Miller, 9 veces All Star y Oro olímpico en Sidney 2000 hablan del tipo de jugador al que nos estamos refiriendo.

ray-allen-sonics-nbaç.jpg

Su afán de superación y ambición le hicieron anteponer la gloria a su beneficio económico personal, en plena madurez de su carrera decidió formar parte del primer gran Big Three que conoce la historia moderna en la NBA, y junto a Paul Pierce, y Kevin Garnett puso de nuevo al Boston Garden en ebullición para alcanzar el soñado anillo en 2007. Su físico no era el mismo que cuando empezó su andadura en Bucks o los mejores años en los Sonics, pero economizar esfuerzos le convirtió en un jugador más eficiente, asumiendo un rol más específico en sus últimos años en activo. Muestra de ello fue su papel como hombre de confianza de Lebron James en Miami Heat, donde saliendo del banquillo y como claro especialista aprovechó los espacios como ningún otro jugador cuando King James generaba ventajas con balón, su premio fue la consecución de un segundo anillo de campeón de la NBA.

Icono mediático desde su llegada a la NBA fue el protagonista de una de las películas de culto del mítico Spike Lee, dando vida a Jesus Shuttlesworth, en una de las actuaciones de temática deportiva de obligada visión para todos los amantes de este deporte, He got game. Compartió pantalla junto al gran Denzel Washington, y en la actualidad juega con asiduidad al golf y al baloncesto con Barack Obama. Su futuro estará ligado de un modo u otro al baloncesto, sólo él sabrá dónde, por su trayectoria deportiva y personal tendrá las puertas abiertas de par en par allá donde quiera estar, mientras los aficionados sólo podemos rememorar sus mejores jugadas, y soñando con conseguir esa suspensión perfecta que le convertirá en Hall of Fame.

ray-allen-air-jordan.jpg
Ray Allen-Jugador Jordan Brand

Thanks Ray!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s