NBA WEEKLY REPORT

Superando la marca histórica de su admirado Michael Jordan, así se presentó Lebron James tras doblegar a unos combativos Boston Celtics, cuya temporada invita al optimismo en próximos años. Pero Cleveland Cavaliers disipó todas las dudas y con la maquinaria bien engrasada exigió una nueva cita ante Golden State, en un enfrentamiento que con el paso de los años se convertirá en historia de nuestro deporte, una rivalidad creciente entre colosos ansiosos por dejar su nombre impreso con letras de oro en la historia de la NBA. Todos los focos sobre Lebron James y Stephen Curry, aunque la final se decidirá por las actuaciones de sus segundos espadas, una final llena de matices que trataremos de analizar, y es que aquel equipo que crea que tan sólo con el talento individual pueda ganar el anillo caerá en el error de perder las finales de esta temporada.

curry-lebron-james-nba
Dos colosos ante otra cita con la historia de la NBA

Independientemente de la baja indefinida del gurú Steve Kerr, su pupilo más aventajado será el encargado de dinamizar el juego de unos Warriors que no entienden de pausar el ritmo del juego, Draymond Green, intensidad, talento, descaro, raza, un jugador capaz de generar en ambos lados de la pista con facilidad, duro bajo los tableros, excelso en el juego de bloqueo directo, y capaz de abrir el campo generando situaciones de tiro liberadas para la artillería pesada, cuyos máximos exponentes son Kevin Durant, y Klya Thompson. Es indudable el impacto que ha tenido KD en el juego de los Warriors, jugador versátil capaz de generar tras bote y tras pase, al igual que ha supuesto un descenso en la aportación de Thompson, pero sus momentos calientes son tan letales que los Cavs deberán estar muy concentrados para evitarlos. Los cambios defensivos y la atención sobre Lebron serán determiantes, jugadores como Pachulia, experto en enfangar los partidos, e Iguodala tendrán mucho que ver en el desenlace final. Y es que los Cavs no es sólo Lebron…

Golden State Warriors v San Antonio Spurs - Game Four
Klay Thompson al rebote

Jamás ha estado tan bien rodeado en su trayectoria en la NBA, la tenacidad bajo tableros de Tristan Thompson, la veteranía de Deron Williams, la precisión de Kyle Korver, o la madurez alcanzada por JR Smith, son sólo simples complementos a la voracidad de Kevin Love, y sus primeros pases milimétricos y su tiro de tres, y al talento inmenso de Kyrie Irving, un demonio capaz de destrozar cualquier esquema defensivo, como pudieron comprobar los Celtics en las finales de conferencia. Tyronne Lue ha conseguido encauzar los raíles que permiten jugar a diferentes velocidades a los Cavs en función de las necesidades de los partidos, aunque el termómetro para saber si los Cavs conseguirán su segundo anillo consecutivo volverá a ser Lebron James, su capacidad de destrucción en ambos lados de la pista está fuera de duda, y a sus 32 años parece haber encontrado su mejor nivel competitivo de nunca, un nivel propio de una leyenda, su nombre ya empieza a entrar en el olimpo en el que están mitos como Shaq o Kobe Bryant, aunque su objetivo será poder codearse una vez retirado con su venerado Jordan, para conseguirlo sólo tiene un objetivo, igualar al menos su número de anillos, y para ello primero deberá derrotar a Golden State Warriors, ¿Lo permitirá Curry y compañía?

cavs-bench-nba-finals
Qué gran fondo de armario tienen los Cavs
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s