NBA WEEKLY REPORT

A pocos días del All star, Toronto Raptors ha conseguido auparse a la primera posición de la conferencia Este, su racha de cinco victorias consecutivas le hacen merecedor de dicho privilegio, los traspiés de Celtics y la revolución de los Cavs permiten que el equipo dirigido por Dwayne Casey sueñe de forma real con objetivos que le acerquen al anillo. La llegada de Griffin a Pistons parecía suponer un empujón a sus aspiraciones, sin embargo la falta de rodaje en los esquemas tácticos del equipo penaliza a un equipo que se sitúa a tres victorias del límite que marca el playoff. La irregularidad de los Hornets, y de unos calamitosos Knicks hace que la brecha entre clasificados y aspirantes cada día sea mayor.

 

derozan_raptors_nba
DeRozan con sus Kobe AD Mid ‘Chrome’

 

Aún con la mejor racha de victorias actualmente en la NBA, los Jazz se encuentran a una victoria de posiciones de playoff, mientras los focos se sitúan sobre el novato Mitchell, la llegada de Crowder aporta una solidez a la segunda unidad de Utah realmente necesaria para poder competir en el Oeste. Clippers, Pelicans, Nuggets e incluso Blazers medirán sus opciones de playoff en duelos donde el que se relaje cederá todas sus opciones al rival. La cuenta atrás para la finalización de la regular season ha empezado, la tensión aumenta, y la gestión de la presión se antoja clave.

 

ricky_nba
Parece que la sonrisa ha vuelto a Utah

 

Dos hechos curiosos que reflejan a la perfección la grandeza de la NBA, y que difícilmente se podrían ver en el viejo continente, el primero demuestra cómo es la filosofía de Popovich, maestro que somete a votación la continuidad de Mills en pista por problemas de faltas. Un gesto de enorme belleza que muestra la confianza del grupo de entrenadores, y la excelente comunicación dentro del equipo. La segunda tiene que ver precisamente con los problemas de comunicación que existen en el seno de los Warriors, y es que ante Phoenix en una decisión una tanto polémica, Steve Kerr decidió dar un paso a un lado, permitiendo que fuesen los propios jugadores los que determinasen la táctica a seguir durante el partido. Una genialidad que refleja que el baloncesto es de los jugadores, por mucho que los grandes mariscales de la pizarra decidan querer ser los protagonistas de este juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s