NBA WEEKLY REPORT

Por la vía rápida, así terminaron de ejecutar los Warriors a unos Cavs inmersos en las dudas que genera la posible salida de Lebron. Un nuevo anillo para una nueva dinastía, se dice que el traspaso de Durant, MVP de las finales, supuso un mazazo para la NBA, una distorsión de la igualdad que gobierna la liga. La historia nos ha enseñado que coleccionar estrellas en un mismo vestuario no es sinónimo de éxito, los vestuarios NBA son un nido de egos que a veces terminan en profundos agujeros negros que devoran el entorno más cercano llevándose consigo las ilusiones y los proyectos de una franquicia. Las guerras individuales de jugadores como Clarkson, o Rodney Hood en estos playoff son buen botón de muestra, con todo el respeto, ¿Pero quién sois para creeros por encima de las necesidades de un equipo? El ejemplo de Lebron dando el 200%, incluso con la mano fracturada debería ser motivo de reflexión, un líder sin guerreros a sus espaldas no formará jamás un ejército capaz de ir a la guerra con garantías de volver con éxito.

 

2018 NBA Finals - Game Three
Love y Green disputando un rebote

 

Se rumorea que la dinámica interna este año de los Warriors ha sido compleja, es lo que tiene ser el equipo referencia en la actualidad, y quizás la presión negativa que genera tanta suficiencia y falta de humildad estén detrás de esa afirmación, la diferencia es que la filosfía diseñada por Steve Kerr está muy por encima de ello. Momentos críticos durante la temporada se han afrontado con resultados positivos, incluso con las bajas de sus estrellas, el rodillo ofensivo continuaba su curso. Con todos los efectivos en condiciones óptimas, poco podía hacer Lebron ante Golden State. Con Durant dominando en todos los rangos de la pista, Curry con la mirilla bien equilibrada, y Klay Thompson en modo sicario silencioso, qué efectividad con tan poco tiempo en balón en sus manos, y qué maravilla su destrucción en plano defensivo, su labor tejiendo una tela de araña en el entramado ofensivo de los Cavs junto a Green fue suficiente para desactivar los pocos recursos que Lue puso encima de la mesa para negociar por el anillo.

2018 NBA Finals - Game Four
Klay Thompson en modo destructor

 

El futuro es incierto, la NBA se enfrenta a un verano en el que su Rey sale al mercado, y las novias no han tardado en salir a su búsqueda. Los cantos de sirena son varios, el principal viene desde Houston, aunque la firme postura de Paul de no perdonar un dólar de su nuevo contrato puede ser un hándicap, los Warriors también suenan como futuro destino de James, un giro radical que supondría la salida de Green, Thompson e Iguodala seguramente, dinamitar una dinastía. Ambos destinos además deberían modificar sus estilos, bien definidos y reconocidos, para asumir la llegada de un mariscal que precisa de balón como componente principal para generar a su alrededor, palabras mayores. Lakers, o Spurs aparecen en el horizonte más lejano, la juventud y veteranía de unos y otros, y el no tener un impacto inmediato parecen descartar estas opciones. Por último desde Philadelphia nos encontramos un proyecto joven pero con dos estrellas, Ben Simmons y Joel Embiid, ¿Podríamos estar ante un nuevo Big Three

 

2018 NBA Finals - Game Four
¿Será su último partido en Cleveland?

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s