JUSUF NURKIC Y EL AUMENTO DE LESIONES EN LA NBA

Jusuf Nurkic congeló la sangre de toda la NBA con la escalofriante lesión sufrida ante los Nets, una fractura de tibia y peroné que le mantendrá alejado de las canchas un largo periodo de tiempo. Un duro revés para un equipo que aspiraba a todo en la conferencia Oeste, y que pierde a uno de sus grandes referentes en pista, dejando huérfanos tanto a Lillard como McCollum con el difícil reto de alcanzar las finales de conferencia. Su impacto en el juego de los Blazers facilitaba la labor anotadora de los exteriores de su equipo, más allá de unos más que aceptables 15 puntos y 10 rebotes por partido, era uno de los líderes de la NBA en impacto sobre el juego de pick and roll, tan usado en la actualidad en la liga. Empieza a ser preocupante la elevada cantidad de lesiones de gravedad que estamos presenciando estas últimas temporadas en la liga, nombres como los de Cousins, Conley, Hayward, Porzingis, George, Oladipo, Lavine o Isiah Thomas han sufrido lesiones que han podido acabar con sus carreras, pero ¿Cuáles son las lesiones graves más comunes?, ¿Cuáles pueden ser los motivos?, ¿Por qué este repunte en la actualidad?

nurkic_nba_portland
Un activo muy valioso para los Blazers que se pierde esta temporada

La preparación física hoy en día cobra una especial importancia dentro de las estructuras de los equipos profesionales, los avances en nuevas metodologías de trabajo, unido al trabajo de prevención que se realiza permite que disfrutemos de los mejores atletas que los espectadores hayan podido presenciar jamás. Máquinas casi perfectas diseñadas para obtener el mayor rendimiento sobre una pista de baloncesto, ese límite que exige la excelencia conlleva unos peajes. En el caso de Nurkic todo parece indicar que se trata de una fractura por estrés, una lesión que bien conoce Pau Gasol, y que terminó por dilapidar la carrera de Greg Oden, o Andrew Bynum, recordemos que cada impacto produce pequeñas grietas en la superficie del hueso a menudo provocadas por una sobrecarga repetitiva, en nuestro caso, impactos en saltos, y el propio movimiento de jugadores superiores a los 110 kilos. Gracias a la base de datos estadísticos de la NBA comprobamos cuál ha sido la evolución de kilómetros por partidos realizados por Nurkic:

2015/2016: 1,89 km (32 partidos)
2016/2017: 2,39 km (65 partidos)
2017/2018: 2,98 km (79 partidos)
2018/2019: 3,2 km (72 partidos)

pau_gasol_bucks
Casi inédito por sus continuos problemas en el pie

Es curioso analizar la evolución de las principales estrellas de la liga, y es que todas ellas tienen una progresión al alza en sus cifras, con jugadores muy cercanos a las cotas de los 4,5-5 kilómetros por partido. No es de extrañar, la evolución del juego exige ese tipo de cargas, la velocidad en las transiciones, el aumento del número de posesiones por partido, o la explosividad es las diferentes acciones que requiere el juego, hace que no sólo sean los elementos óseos los que sufran, a nivel muscular hemos visto como el tendón del cuádriceps de Oladipo, y los de Aquiles de Cousins, y Wall dijeron basta, como los ligamentos cruzados de Porzingis, Thomas, o Lavine rompieron al no aguantar la presión, y como jugadores como Leonard, Conley, Irving, o el propio Lebron han sufrido lesiones musculares de diversa índole que les han apartado en mayor o menor medida de las pistas. En otras ocasiones la mala suerte entra en juego, factores no controlables como una mala caída han supuesto lesiones de larga duración para jugadores como Gordon Hayward, y Paul George.

oladipo_pacers_nba
¿Volverá más fuerte que antes? Barkley sufrió esa misma lesión…

Los avances en medicina deportiva también ha supuesto un aumento en los jugadores que han tenido que retirarse por problemas de tipo cardíacos, por suerte diagnosticados a tiempo. Los problemas de tipo congénito son los predominantes en estos casos, como los de Teletovic, o Chris Bosh, y más recientemente el de Brandon Ingram, cuya carrera pende del hilo que dictaminen los médicos, aunque parece que es una variante que no retirará al joven jugador de los Lakers. En otros deportes hemos comprobado como los problemas cardíacos suelen venir derivados por otro tipo de causas…aunque los avances en antidoping también han permitido reducir de forma drástica el número de casos. Queda por ver cómo seguirá evolucionando el baloncesto, y los problemas que esto conllevará a los deportistas de élite.

brandon_ingram_lakers.png
Probablemente su carrera pueda verse afectada por su problema cardiáco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s