KYRIE IRVING. CUANDO EL FINAL SE ACERCA

El verano de 2017 supuso un cambio importante para Kyrie Irving, tras perder las finales ante los Warriors, y con un anillo en su poder, decidió dar el paso de caminar en solitario en la NBA y dejar atrás la inmensa sombra que suponía ser el escudero de Lebron James. Sentía que el momento había llegado, poder llevar todo el peso de una franquicia a sus espaldas con un objetivo, demostrarle al mundo que era uno de los más grandes dentro de la liga. En el horizonte aparecía una de las franquicias con más peso histórico en la NBA, Boston Celtics, y un entrenador llamado a ser uno de los referentes de los banquillos las próximas décadas, todo parecía indicar que el destino podría hacer justicia con el talentoso base.

irving_lebron
Parece que aún no se quita la losa de ser el escudero de Lebron

En muchos años no se había visto una competencia tan feroz en la conferencia Este como en esta temporada, un desafío enorme que parece llegar a su fin si Milwaukee, como parece, finiquita la eliminatoria de semifinales ante el conjunto de Brad Stevens. Lo que podría llegar a ser considerado como una derrota ante uno de los principales contenders al anillo se ha ido transformado en una espiral cuyas dimensiones no sabemos exactamente cuáles pueden ser, aunque los principales medios americanos apuntan en una dirección clara, la salida de Kyrie Irving de los Celtics a final de temporada. ¿Qué hay detrás de todo este ambiente enrarecido?.

Boston Celtics vs Indiana Pacers
Individualismo vs Juego coral

Tras la disputa del cuarto partido Irving declaró -‘Debí haber intentado al menos 30 lanzamientos a canasta’- Explosivas palabras cargadas de significado y dirigidas al corazón de una plantilla en la que la única nota discordante parece ser la de Kyrie. La falta de conexión personal con jugadores como Tatum, o Hayward deriva en una falta de confianza que se trasmite en pista, el nulo feeling que parecen tener jugadores que deberían ser el pilar de la franquicia junto Al Horford. Es conocida la difícil personalidad de Irving, un jugador cuya autoexigencia e individualismo no termina de casar con el estilo coral que dicta la filosofía Stevens. Hay que recordar que la temporada pasada, la segunda unidad compuesta por jugadores como Rozier, Jaylen Brown, o Smart dieron un paso hacia delante para suplir las lesiones del propio Irving y Hayward. El resultado fue la eclosión de todos ellos, dejando una imagen esperanzadora para Boston esta temporada. La recuperación de ambos jugadores alteró la rotación y con ello el clima interno en el vestuario.

kyrie_irving_gordon_hayward_bench
La fala de química se ha hecho patente en estos Playoff

¿Y el futuro de Irving? Recordemos que será agente libre este verano, y todo hace indicar que su futuro más próximo está lejos de Massachusetts. Franquicias como New York Knicks, o Brooklyn Nets parecen los principales aspirantes hacerse con sus servicios. Equipos deseosos de poder dar un salto de calidad en sus plantillas y con una capacidad económica para poder absorber el nuevo contrato de Kyrie. Una lástima que uno de los idilios que parecían más perfectos termine de esta manera, pero Danny Ainge desde su despacho en el TD Garden aguarda y toma posiciones para buscar un reemplazo de garantías que mantenga a los Celtics como candidato al anillo, ¿Será la hora de ver Anthony Davis con los Boston Celtics?

irving_davis_celtics.jpg
¿Se imaginan el cambio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s