HISTORIA QUE HICISTE, HISTORIA POR HACER

Probablemente una de las actuaciones más brillantes en la historia de la selección española, la épica y la pasión con la que han levantado a todo un país han sido los pilares que han llevado a los chicos de Sergio Scariolo a la final de la Copa del Mundo que se disputa en China, y que este domingo les enfrentará a la correosa Argentina en la lucha por una medalla de oro que eleve al olimpo a este grupo de jugadores que, pase lo que pase, se han encargado de ocupar un puesto preferente en la historia de nuestro baloncesto. 95-88 y dos prórrogas que paralizaron delante de los televisores a todo un país, un desgaste físico llevado al extremo cuya recompensa bien merece la pena. Con 34 años, y una temporada con más de 100 partidos a sus espaldas, Marc Gasol se ha erigido como un coloso guiando a España hacia la victoria, sus 33 puntos no han tenido respuesta por la pareja de postes aussies, Bogut y Baynes, testigos directos de una actuación que recordó a la inolvidable de Pau Gasol ante Francia en el Eurobasket 2015.
marc-gasol.jpg
Un coloso imparable para Australia
Se ha puesto mucho el foco en el rol secundario de Llull en esta selección, pero el gen competitivo de este jugador le obliga a formar parte como actor principal en los momentos más calientes de los partidos, sus dos triples en la segunda prórroga terminaron por liquidar la resistencia australiana. Pero la batalla no fue fácil, con un Patty Mills endiablado e inspirado de cara al aro, el conjunto de Andrej Lemanis tomaba ventaja en el marcador, Dellavedova y Nick Kay parecía que podían terminar con el sueño de los españoles, pero si algo caracteriza este conjunto es el alma y la garra con la que compiten, de nuevo la telaraña diseñada por Scariolo maniató a jugadores como Ingles y las distancias se fueron recortando. No hay palabras para definir el clinic defensivo de Rudy Fernández, impecable y bien acompañado en las tareas sucias por Claver y Pau Ribas. Hoy no era día para rotaciones, win or go home. También reconocimiento aparte para Ricky Rubio, excelso en la dirección del partido, y en la lectura del juego.
rudy_fernandez.jpg
Rudy, todo un dolor de cabeza para los autralianos
El domingo espera Argentina, otra selección que ningún equipo quiere tener enfrente, competitividad llevada al extremo, y un talento capitaneado por un inmortal Luis Scola, 28 puntos y 13 rebotes ante una Francia que, tras eliminar a EEUU, parecía tocar ya la medalla de oro con sus manos. Si Patty Mills ha sido una gran reto para España, no lo va ser menos Facu Campazzo, otro verso libre guiado por un talento fuera de lo común, capaz de realizar cualquier cosa en una cancha de baloncesto. Sin mucha estrella en su roster, atar en corto a los secundarios de esta selección será determinante, Vildoza, Deck, Laprovittola, o Garino pueden encontrar la inspiración con facilidad, sería un gran problema para España. Esa batalla se librará en Pekín el domingo, hoy es día para disfutar una y mil veces de este inolvidable partido que pasará a la historia de nuestro baloncesto, con todo el reconocimiento de un país, ¿El domingo conseguirá la segunda medalla de oro en un Mundial?
scola.jpg
Jamás te retires….
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s