EL REGRESO DE GORDON HAYWARD

Octubre de 2017, tan sólo 6 minutos disputados de una nueva temporada en la NBA, a los 6 minutos de debutar con los Celtics, la desgracia se cebó con Gordon Hayward, una fractura de tibia sumado a la dislocación de la rodilla izquierda supuso un antes y un después en la carrera del jugador nacido en Brownsburg, Indiana. Tras formar parte del All Star de 2017 parecía que la carrera de Hayward podría tocar a su fin, tras un año de tediosa recuperación su vuelta a las canchas era una realidad, aunque era una incógnita si sería capaz de recuperar el nivel mostrado en sus mejores años en Utah. Boston Celtics ofreció en la agencia libre un contrato de estrella que debía asumir durante los próximos 4 años, ¿Sería un nuevo juguete roto dentro de la NBA?, si no recuperaba su nivel, ¿Serían capaces los Celtics de asumir un contrato tan elevado?, ¿Podría lastrar la confección de una plantilla destinada a llegar a lo más alto? Incógnitas y mucha presión alrededor de su figura, pero una determinación clara, volver a recuperar la mejor versión de Hayward, un objetivo común para Celtics, Stevens y el propio jugador.

gordon_hayward_lesion
Una carrera que parecía truncada

La temporada pasada su inclusión en la rotación del equipo fue gradual, el 25% de los partidos salió desde el banquillo, y la limitación de minutos permitió que Hayward fuese recuperando poco a poco sensaciones, en unos Celtics inmersos en una guerra interna de egos su participación se limitó a 25 minutos, y 11.5 puntos, y 4.5 rebotes/partido, cifras muy alejadas de las que le llevaron a formar parte del All Star en 2017. Una temporada de transición necesaria para afianzar también psicológicamente la confianza tras una lesión tan grave. Las salidas de Rozier, e Irving, y la llegada de Kemba Wlaker a Boston abría un nuevo escenario para Hayward, en un ambiente menos ‘tóxico’ necesitaba dar un paso adelante para confirmar que su vuelta era una gran noticia para él, para los Celtics, y para la NBA.

gordon_hayward_incognitas.jpg
Cuantas dudas a su regreso…

34 minutos, 20.3 puntos, y 7.5 rebotes/partido confirman su regreso. Un inicio de temporada en el sus actuaciones han ayudado a convertir a los Celtics en el mejor equipo de su división, y uno de los más fuertes del Este. Actuaciones como las de esta noche ante los Cavs históricas, Hayward se convirtió en el primer jugador en la historia desde la creación de la línea de tres puntos en realizar un inmaculado 16 de 16 en tiros de 2, el último que hizo tal hazaña fue Wilt Chamberlain hace 52 años. Elegancia, talento, inteligencia, madurez, y trabajo, aspectos que definen y moldean a este espectacular alero, un ‘refuerzo’ de lujo para los Celtics, y una bendición para la liga poder volver a disfrutar de Gordon Hayward.

gordon_cavs.jpg
Ha vuelto para quedarse…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s