WILT CHAMBERLAIN, LA HISTORIA DE UNA RESACA Y UNA CONFESIÓN ARBITRAL

Hoy en día estaríamos hablando de una hazaña inimaginable, pero el 2 de Marzo de 1962 en el Hershey Sports Arena en Pennsylvania, Wilt Chamberlain pasó a la historia como el primer y único jugador en alcanzar los 100 puntos en un partido de la NBA. Fue ante los New York Knicks, ¿Su serie? 36/63 en lanzamientos de campo, y 28/32 en tiros libres. Una cifras asombrosas, pero ¿Qué circunstancias rodearon la consecución de este récord?

Recordemos que Chamberlain promedió una media de 50,4 puntos y 25,7 rebotes por partido en la temporada 61/62, cifras que que se nos escapan a la imaginación en la actualidad. Su dominio físico, gracias a sus 216 centímetros y su excelente movilidad, hacía que resultase imparable para cualquier equipo. Y más si ese equipo eran los Knicks, el peor equipo defensivo de la conferencia Este esa temporada, para colmo Phil Gordon, poste titular de los de Nueva York sufrió una ‘repentina’ gripe que le dejó fuera del partido. El camino parecía allanarse aún más para una nueva victoria de los Philadelphia Warriors. Lo que pocos se esperaban era la exhibición que iban a contemplar. Sus primeros 5 tiros se convirtieron en 13 puntos, y un parcial de 19-3, al finalizar el primer cuarto ya había anotado 23 puntos, incluyendo los 9 tiros libres que había lanzado, aunque difícilmente superaba el 50% esa temporada, su acierto en este partido fue simplemente sorprendente, elevando su anotación a 41 puntos al descanso. No había un plan diseñado para alcanzar ninguna cifra concreta. Todo parecía seguir el guión que en esa temporada el bueno de Wilt estaba acostumbrado a ejecutar.

wilt-chamberlain-100-points-15839043fd607ca3

El encargado de defender a Chamberlain esa noche fue Darral Imhoff, un joven poste que afrontaba su segunda temporada en la NBA, el propio Imhoff fue quién filtró, vía LA Times, que Phil Gordon no jugó ese partido al tener resaca. Demasiada carga para ‘Big D’ quién tuvo graves problemas de faltas durante el partido, en el libro de Gary M. Pomerantz, Wilt, 1962, se cita a Imhoff confesando lo siguiente a un árbitro después de pitarle la tercera falta: Bueno, ¿por qué no le das cien al chico ahora? ¡Todos iremos a casa!.

darral_imhoff
Darral Imhoff años más tarde en los Lakers

Tras anotar 41 puntos al descanso, y gracias a los problemas de faltas de sus oponentes, sumó 28 más durante el tercer cuarto, 69 en total. La atmósfera cambió radicalmente en el Hershey Sports Arena, cuando los fans empezaron a gritar, ‘¡Dale a Wilt! ¡Dale a Wilt!’, y eso fue lo que hicieron los Warriors, alimentar a la bestia en cada posesión del último cuarto. Los Knicks no quisieron formar parte de este circo, y trataron de mantener el balón alejado de Wilt, pero los Warriors respondieron cometiendo faltas propias para recuperar el balón. Chamberlain recibió la pelota de Joe Ruklick a falta de 46 segundos para terminar el encuentro, el final de la historia ya la conocen, la confesión de Imhoff se convirtió en realidad, Wilt Chamberlain alcanzó los 100 puntos.

boxscore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s